Cuando hablamos de la logística inversa, nos referimos al monitoreo del ciclo de vida de los productos después de que estos llegan al consumidor final.

Es el conjunto de actividades realizadas después de la venta de un producto para recapturar el valor y terminar el ciclo de vida del producto. 

Para la SCMP (2013), la logística inversa es “un segmento especializado de la logística centrado en el movimiento y gestión de productos y recursos después de la venta y después de la entrega al consumidor”.

Esto incluye cómo tu producto podría ser devuelto o reutilizado (si se da el caso), cómo debería ser apropiadamente descartado después del uso y cualquier otra manera en la que tu producto puede crear valor después de la venta. 

Los procesos que un producto puede experimentar en un sistema de logística inversa, entre otros, incluyen:

  • Remanufactura
  • Reacondicionamiento 
  • Gestión de garantías
  • Atención al cliente 
  • Gestión de devoluciones 
  • Reciclaje y gestión de residuos 
  • Gestión de almacenes 

Gestión de devoluciones

La parte de la logística inversa que tiene un mayor impacto en la cadena de suministro es la devolución de los productos por parte del consumidor hacia el productor o fabricante, es decir, la Gestión de devoluciones.

Una vez que el producto ha sido entregado a tiempo, en el lugar correcto y con la cantidad pactada, la mayoría de cadenas de suministro dejan de medir el éxito de sus productos.

Esta es una manera precisa de evaluar el nivel satisfacción del cliente, pero no toma en cuenta todo el ciclo del producto.

¿Qué pasa si el cliente recibe un pedido incompleto? ¿Qué pasa si sienten que el artículo que ordenaron no coincide con la descripción del producto? ¿O qué pasa si el cliente simplemente cambia de opinión acerca de su compra?

Indicadores para la Gestión de devoluciones 

Los siguientes indicadores te pueden ayudar a entender el flujo de productos devueltos que están reingresando a tu cadena de suministros:

  1. Volumen de reingreso. ¿Que productos y en que cantidades están siendo devueltos? Esta información es muy útil para saber si algo anda mal en tu proceso productivo y/o logístico.
  2. Porcentaje de ventas. ¿Qué porcentaje de tus productos son devueltos y qué porcentaje de tus ventas representan? ¿Cuántos de ellos pueden regresar a tu cadena de suministros para generarte ingresos?.
  3. La condición del producto devuelto. ¿Cual es la razón por la que están siendo devueltos tus productos? ¿La condición del producto te dice que existe un falla en el producto que debes corregir?
  4. Valor financiero del producto devuelto. Con la logística inversa convertir fracasos en ingresos nuevos es posible. ¿Qué porcentaje de los productos devueltos puede reingresar a tu cadena de suministros? ¿Y qué porcentaje puedes revender como como desperdicio?

¿Por qué implementar la gestión de la logística inversa?

Como mencionan Rubio y Jiménez-Parra (2014), las principales razones para implementar la logística inversa son:

  • Económicas: ya sean directas como la disminución del uso de materias primas o reducción de los costos de eliminación e indirectas como la mejora de las relaciones con los clientes.
  • Legales: en muchos países las empresas son responsables de la recuperación o eliminación correcta de los residuos que generan por los productos que producen o distribuyen.
  • Sociales: las empresas están cada vez más presionadas por ser ambientalmente responsables.

Si te gustó este artículo déjanos un comentario o califícanos más abajo.

Referencias

Rubio, S., Jiménez-Parra B. (2014). Reverse Logistics: Overview and Challenges for Supply Chain Management. Extremadura: University of Extremadura.

Gómez, R. (2010). Logística inversa un proceso de impacto ambiental y productividad. Revista PRODUCCIÓN + LIMPIA.

Mora, L. (2010). Gestión logística integral. Las mejores prácticas en la cadena de abastecimientos. Bogotá: Ecoe Ediciones.