La logística verde comprende estrategias, estructuras y sistemas logísticos con el objetivo de crear procesos logísticos que respeten el medio ambiente y que hagan uso eficiente de los recursos.

Es el resultado de aplicar medidas sostenibles en las actividades logísticas y de cadena de suministro.

Como señalan Chávez y Torres (2012), la logística verde es una manera de ejecutar el proceso logístico en forma respetuosa con el medio ambiente. No se trata de una nueva logística, sino de lo mismo que hacemos todos los días, pero reduciendo los impactos ambientales negativos.

En años recientes, con la introducción de estándares ambiental internacionales, las empresas han empezado a preocuparse en aspectos ambientales.

Es en este contexto que la logística verde o green logistics cobra mayor importancia.

Beneficios

Reducción de desperdicios – Mayor eficiencia

Uno de los principios fundamentales de cualquier estrategia verde es la reducción del desperdicio. Para reducir desperdicio generado por tus procesos de producción es necesario aumentar la eficiencia de dichos procesos.

Como mencionan Nava y Abreu (2015), la logística verde busca máximar el aprovechamiento de materiales y la reutilización de residuos para generar desarrollo sostenible.

Una gestión eficiente de recursos y proveedores, reduce costos, promueve el reciclaje y facilita la reutilización de materias primas.

Por tanto, la logística verde reduce costos energéticos y operacionales manteniendo la sostenibilidad del proceso logístico a través de la mejora de la eficiencia.

Ventaja competitiva e imagen empresarial

Al aplicar las practicas de logística verde, una empresa se posiciona a si misma y a sus productos o servicios como amigables con el medio ambiente y mejora su imagen y la percepción que tienen de ella sus clientes.

Muchas personas prefieren hacer negocios con organizaciones que respetan el medio ambiente, por lo que se abre un nuevo segmento de clientes en el que la empresa tendrá una ventaja competitiva sobre sus competidores.

Leyes y regulaciones

La logística verde no solo reduce el impacto ambiental de las actividades sino que permite seguir regulaciones y estándares ambientales. Además, reduce el riesgo de realizar prácticas poco éticas y dañinas para el medio ambiente.

Por tanto, empresas que adoptan las practicas de la logística verde, tendrán una menor probabilidad de incumplir con leyes, normas y regulaciones internacionales.

Si te gustó este artículo déjanos un comentario o califícanos más abajo.

Referencias

Nava, J., Abreu, Y. (2015). Logística Verde y Economía Circular. Revista Daena: International Journal of Good Conscience.

Chavez, J., Torres-Rabello, R. (2012). Supply Chain Management. Santiago: RIL editores.