Para instalar una planta se debe realizar previamente un estudio de mercado, que permita conocer las características del producto para el diseño correspondiente, información que servirá de base para elaborar el proyecto del proceso y elegir la tecnología apropiada.

Paralelamente, se debe definir el tamaño de la planta, a partir de la información sobre el mercado, la tecnología que se va a usar y el análisis de la localización que constituyen los primeros elementos de la planificación de facilidades.

Todo ello permitirá iniciar el estudio de disposición de planta, identificar el porqué de dicha disposición y definir si lo que se requiere son ajustes menores a una planta existente (corto plazo), una redisposición o traslado a otra planta (mediano plazo) o proyectar una nueva planta (largo plazo).

1 . ESTUDIO DE MERCADO

Mediante el estudio de mercado se identificará a los clientes potenciales y se conocerán sus necesidades. La determinación de las características del producto permitirá que el equipo del proyecto diseñe y desarrolle el producto, generando así sus especificaciones técnicas, a partir de las cuales se definirán las etapas del proceso productivo, estableciéndose las bases para la selección de la tecnología apropiada.

Este estudio dará a conocer también la oferta existente y las estrategias de mercado utilizadas por la competencia información que será decisiva para el establecimiento del factor de diferenciación de la empresa, de los canales de comercialización de los precios de mercado y de la demanda potencial para el proyecto. Asimismo, la determinación de la demanda será un factor importante para proyectar el tamaño de la planta de allí la necesidad de realizar un estudio de mercado actualizado completo y orientado hacia un determinado segmento.

2. DISEÑO DEL PRODUCTO

La creación de nuevos modelos resulta por lo general costosa, claro que una vez que se comercialice el producto terminado y se logre un posicionamiento de este se recuperará la inversión inicial.

En varios casos, el diseño de nuevos productos requiere de nuevas tecnologías a todo nivel así como maquinaria, materia prima, mano de obra, etcétera. El diseño de un producto implica, aparte de la inversión en capital una fuerte inversión en tiempo para poder pensar, investigar y probar soluciones que satisfagan los gustos o necesidades de los clientes.

En algunos casos este proceso puede ser muy largo y en otros no tanto; en definitiva también depende de la magnitud del proyecto. Por ejemplo, en el caso de los teléfonos móviles hace algunos años todos tenían el mismo diseño: de color negro, grandes,  pesados, con batería de corta duración y al alcance de pocos por ser muy caros. Hoy el mercado ofrece amplias opciones de formas, colores, tecnologías y costos, tratando de brindar un producto para cada personalidad y para todos los sectores sociales y todas las edades, desde los abuelos hasta los nietos.

Por ejemplo, Nokia cuenta con una categoría denominada Básica, dirigida a los usuarios que buscan equipos simples, fáciles de usar y de precio accesible que son los usuarios de prepago; en el otro extremo existe una categoría Premium dirigida a personas que están dispuestas a pagar por equipos sofisticados. En el 2005 Nokia lanzó 24 modelos, y 38 modelos el 2006.

Actualmente se cuenta con tecnologías avanzadas para el diseño de productos, como diseño asistido por computadora (CAD) manufactura asistida por computadora (CAM) sistemas Flexibles de manufactura (FMS) manufactura integrada por computadora (CIM). Estas tecnologías automatizan y vinculan los procesos de diseño y manufactura, reducen los tiempos de ciclo eliminan la posibilidad de error humano y mejoran la calidad.

3. DISEÑO DEL PROCESO

El proceso es el conjunto de actividades ordenadas en forma sistemática y cronológica, con el fin de generar un resultado (bien o servido), que viene a ser la salida de un producto que se entregará al cliente Interno o externo, quien le dará mayor valor, pues satisfará sus necesidades.

Diseñado el producto y definidas sus especificaciones, se pasa a diseñar el proceso que permitirá la obtención del producto, a partir de la materia prima y los insumas, a través del uso de la maquinaria y de la mano de obra capacitada. con el fin de invertir menor esfuerzo, disminuir los costos y el tiempo de manufactura, teniendo en cuenta las economías de escala.

Tras el diseño del producto y de sus especificaciones técnicas, se presenta el proceso por seguir, de acuerdo con la tecnología seleccionada.

El diseño del proceso puede resultar de mayor importancia que el diseño del producto. Al diseñar el proceso se deberá responder las siguientes preguntas: ¿qué trabajo se hace?, ¿quién trabaja?, ¿la actividad agrega valor al material?, ¿Cuáles son los insumas y resultados de cada paso?, ¿cómo se pueden eliminar o simplificar las actividades?, y ¿cómo se puede mejorar aún más el proceso? los factores básicos de un proceso son:

  • Mano de obra: Personal responsable, capacitado, entrenado con habilidades para realizar la tarea.
  • Materiales: Materia prima e insumos para ser procesados o transformados de acuerdo con el diseño del producto, considerando las especificaciones técnicas.
  • Maquinaria y equipo: Están constituidos por las máquinas y herramientas que se emplean para efectuar el trabajo; facilitan las tareas del operario y aumentan la capacidad de la planta.
  • Método: Viene a ser la forma en que se llevan a cabo las tareas las variaciones que se originan en las salidas del proceso dependerán de si el método definido es la mejor manera de realizar el trabajo, por lo que luego podrá revisarse y plantear las mejoras.
  • Ambiente de trabajo: Son las condiciones del local donde se va a llevar a cabo el trabajo; involucra aspectos ergonómicos, ventilación ruido e iluminación. Es un factor muy importante por su incidencia en la calidad y productividad del proceso.

Con el diseño del producto se iniciará el diseño del proceso, para ello deberá elegirse el sistema de producción que mejor responda a los requerimientos del mercado y al nivel tecnológico requerido.

Bibliografía

Díaz, B., (2007). Disposición de Planta, Lima, Perú: Fondo Editorial, Universidad de Lima.