La Industria 4.0 es un concepto ampliamente aceptado como la representación de la digitalización de la manufactura y la cuarta revolución de la producción.

Estamos en medio de un cambio significativo de la manera en la que producimos nuestros productos gracias a la digitalización de la manufactura.

Esta transición a lo que parece ser la cuarta revolución Industria es lo que llamamos Industria 4.0.

La Industria 4.0 lleva aún más lejos lo logrado con la Industria 3.0 

La introducción de las computadoras en la Industria 3.0, fue un momento disruptivo ya que era una tecnología completamente nueva.

Ahora la Industria 4.0 busca llegar aún más lejos con sistemas inteligentes y autónomos alimentados por Machine Learning.

Las computadoras estarán cada vez más conectadas y se comunicarán entre sí para tomar decisiones sin la participación humana.

Como resultado del soporte de máquinas inteligentes que se vuelven más inteligentes a medida que obtienen acceso a más datos, las fábricas serán más eficientes y productivas.

En última instancia, es en la creación e intercambio de información entre las máquinas y las personas donde radica el verdadero poder de la Industria 4.0.

Principios de la Industria 4.0

Existe 4 principios que permiten que una empresa identificar e implementar escenarios para la introducción de este concepto en las empresas:

  • Interconexión: la habilidad de las maquinas, sensores, dispositivos y personas de conectarse y comunicarse entre sí. 
  • Transparencia de la información: disponibilidad de vastas cantidades de información útil para la toma de decisiones.
  • Asistencia técnica: la habilidad de las máquinas de ayudar al ser humano en labores tediosas, desagradables o poco seguras. 
  • Toma de decisiones descentralizada: la habilidad de sistemas ciber-físicos de tomar decisiones propias de manera autónoma.

Beneficios de la Industria 4.0

Hoy en día podemos observar empresas implementando cambios y preparándose para un futuro donde sus fábricas sean inteligentes.

Aquí están algunas de sus beneficios:

  • Mejora de la productividad y eficiencia
  • Optimización de procesos
  • Flexibilidad y agilidad
  • Mejora de la experiencia del cliente
  • Reducción de costos
  • Mayores ingresos y rentabilidad

Si bien la Industria 4.0 sigue evolucionando y es posible que no tengamos la imagen completa hasta dentro de unas décadas, las empresas que están adoptando las tecnologías aprovechan el potencial de esta cuarta revolución industrial.

Si te gustó este artículo déjanos un comentario o califícanos más abajo.