La estructura de desglose de trabajo o EDT es una descomposición jerárquica del alcance total del trabajo a ser realizado por el equipo del proyecto para cumplir con los objetivos del proyecto y crear los entregables requeridos (PMBOK, 2013).

La elaboración de la EDT comienza con la identificación de la secuencia o el orden de las actividades. Necesitamos establecer la secuencia de actividades del proyecto documentando las predecesoras y sucesoras. Estas representan las relaciones entre las actividades que deben completarse en una secuencia específica.

Una actividad predecesora es una actividad que lógicamente se presenta antes que una actividad dependiente en cronograma. Si una actividad tiene una actividad predecesora definida, primero se debe completar la actividad predecesora.

Al definir las relaciones predecesoras de nuestras actividades, podemos secuenciar las actividades de un proyecto. Esta secuencia nos proporcionará el cronograma de actividades una vez se establezca sobre una línea de tiempo.

Al hacer lo mismo con todas las actividades, terminamos con una red de actividades que fluyen de una a otra en función de sus relaciones predecesoras. Una actividad sin predecesor puede comenzar el primer día del proyecto o en una fecha predeterminada dentro del cronograma.

No definimos relaciones predecesoras en el nivel de entregable o de paquete de trabajo dentro de una EDT. Podemos usar los entregables como predecesores, pero solo asignamos predecesores al nivel más bajo de la EDT.

Recursos

El siguiente paso para detallar la EDT es definir los recursos necesarios para cada actividad. Los recursos pueden ser los miembros del equipo o cualquier elemento físico necesario para completar el proyecto.

El Gerente del Proyecto debe asegurarse de que se identifiquen los recursos correctos para el proyecto. Estos recursos también deben ayudar a definir la secuencia, los recursos, la duración y la estimación de los costos.

El Gerente del proyecto y el equipo del proyecto analizan cada una de las actividades y determinan los recursos requeridos, así como la cantidad de recursos y el nivel de habilidad de los recursos (de ser necesario). Los recursos se asignan solo a la actividad de nivel más bajo en una EDT.

Una vez que se determinan todos los recursos necesarios, la lista de actividades se revisa para asegurar que todos los recursos están siendo contabilizados, incluidas las personas, los proveedores, el equipo y los materiales. Durante este proceso, es posible que la lista de actividades sea modificada o actualizada. Todo esto es parte del proceso de detallar el trabajo requerido para completar los objetivos del proyecto.

Duración y esfuerzo

Para completar nuestra EDT, necesitamos estimar la duración de cada actividad. La duración es el número de períodos de trabajo necesarios para realizar una actividad, expresado en horas, días o semanas. Utilizaremos la estimación de la duración de cada actividad para determinar el cronograma de actividades.

Además, también debemos determinar cuánto esfuerzo se requiere para completar una actividad. El esfuerzo es la cantidad de unidades de trabajo necesarias para completar una actividad del EDT, a menudo expresado en horas. La duración y el esfuerzo están relacionados, pero no son lo mismo. La duración se utiliza para ayudarnos a construir el cronograma del proyecto. El esfuerzo se utiliza para ayudarnos a construir el presupuesto del proyecto.

REFERENCIAS

Project Management Institute. (2013). A Guide to the Project Management Body of Knowledge (PMBOK® Guide).